Skip to main content

Halloween


El Halloween que se celebra hoy en día, comenzó hace mas de 3,000 años en Irlanda como un festival de cosecha Celta.


Para los Celtas, el cambio de estaciones adquiría una importancia mágica, Samhain era el festival más importante, ya que era el último día de la cosecha y el comienzo del invierno. Concretamente este festival se celebraba entre finales de octubre y a principios de noviembre. En la noche del 31 de octubre.
Los Celtas creían que en esa noche la puerta que separaba el mundo de los vivos y el de los muertos desaparecía. En la costumbre Celta los muertos volvían , en la noche de Samhain, a pedir alimentos a los asustados pueblerinos a quienes maldecían y hacían víctimas de sus conjuros si no accedían a sus peticiones (o me das comida o te maldigo que es la traducción de "Trick or Treat") Para mantener a estos espíritus contentos y alejar los malos espectros de sus hogares los Celtas dejaban comida o dulces fuera de sus hogares.

Traducida de forma inocua, esta amenaza ha llegado hasta nuestros días convertida en un intercambio de golosinas por petición infantil. Pero el hecho de que sean dulces lo que piden los niños en Halloween, también tiene un origen histórico que tiene que ver con los Romanos.

Los Romanos conquistaron a los Celtas, y en su afán por integrar ambas culturas y ganar adeptos para el gran imperio fusionaron la festividad romana que coincidía en fechas con el Samhain Celta.
Sus “Fiestas de Pamona” dedicadas a la Diosa de los árboles frutales se fundió con la terrorífica presencia del caballero de la muerte del Samhain. Siglos después las frutas se han convertido en caramelos.
La romanización trajo como consecuencia la llegada del Cristianismo y con él, la consabida readaptación del calendario pagano, sus usos y costumbres.

Una vez más los cristianos decidieron adaptarse a las circunstancias en vista de que no podían escindir los cultos al Samhain ni a la Pamona, y determinaron que la forma correcta de convertir a los Celtas a la nueva religión era adoptar este festival (también este).
Por lo que se instituye el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, que en Inglaterra se denominó (traduciendo literalmente) como "All Hallow Day", y a la noche anterior se le llamó "All Hallow Even".
Así el 31 de octubre se convirtió en la víspera del día de Todos los Santos (all hallow's eve) y de aquí el nombre de Halloween.


Durante la Edad Media, esta celebración fue aprovechada para satirizar las prácticas religiosas y ridiculizar, de forma autorizada, a algunos miembros del clero. Para ello, las gentes se disfrazaban y danzaban por las calles durante la noche de Halloween, costumbre que hoy en día se mantiene intacta, aunque con otros fines mucho más lúdicos y menos críticos.Esta festividad llega a los Estados Unidos, traída por los colonos Británicos, y es aceptada como una tradición, integrando todos los detalles antes mencionados.

Era una fiesta católica que celebraban pequeños grupos de fieles y que se popularizó enormemente con la llegada de los Irlandeses alrededor de 1840. Fueron ellos quienes le anadieron la leyenda de "Jack-o-lantern"

¿CONOCES A JACK EL MALDITO?

Un hombre irlandés, tacaño y muy bebedor, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el Diablo en un bar, la Noche de Brujas.
Como algunos afirman Jack había bebido mucho y aún tenía mucho más por beber y por ello estuvo apunto de caer en las garras del diablo. Engañó al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. El diablo se transformó en una moneda para pagarle al camarero, pero Jack rápidamente la cogió y la guardó en su monedero.

Como Jack tenía una cruz en su monedero, el diablo no pudo volver a su forma original.
Jack no dejaría ir al diablo hasta que le prometiera no pedirle su alma en 10 años.
Diez años más tarde, Jack se reunió con el diablo en el campo.
El diablo iba preparado para llevarse el alma de Jack, pero el hombre pensó deprisa y dijo: "Iré, pero antes de hacerlo, ¿me pasarías la manzaña que está en ese árbol por favor?".
El diablo pensó que no tenía nada qué perder, y de un salto se encaramó a la copa del árbol, pero antes de darse cuenta, Jack ya había tallado una cruz en el tronco de un árbol con un cuchillo.

Entonces el diablo no pudo bajar, ni atrapar a Jack, ni obtener su alma.
Jack le hizo prometer que jamás le pediría su alma nuevamente, y el diablo tuvo que aceptar, pues no le quedaba otro remedio.

Jack murió unos años más tarde, y no pudo entrar al cielo, pues durante su vida había bebido mucho y había sido un estafador. Pero cuando intentó entrar, por lo menos la infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, porque según su promesa, no podía tomar su alma.
"¿Adónde iré ahora?", Preguntó Jack, y el diablo le contestó: "Vuelve por donde viniste".
El camino de regreso era oscuro y con mucho viento.
El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido directamente del infierno, para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en un nabo que iba comiendo, para que no se apagara con el viento.....Jack fue condenado a caminar en la oscuridad eternamente.....

HALLOWEEN EN UN SUBURBIO
Howard Phillips Lovecraft

Los campanarios son blancos a la salvaje luz de la luna,
y los árboles refulgen plateadamente;
más allá de las altas chimeneas vuelan los vampiros,
y las Arpías que habitan en los aires,
revolotean, ríen y contemplan.

Porque el pueblo muerto y extendido ante la luna,
nunca brilló en el crepúsculo,
sino creció de la profundidad que guardan los
muertos años,
donde fluyen caudalosos los ríos de la locura
hacia los golfos, y hasta un pozo sin agua.

Un viento frío sopla entre las gavillas
de las praderas que pálidas rielan,
y viene a enroscarse donde brillan las lápidas
y los Gules del cementerio aúllan
ante cosechas que vuelan y se pierden.

Ni el aliento de los extraños Dioses grises del cambio
que arrancaron lo que era suyo del pasado
puede apresurar esta hora, en la que un poder
espectral
Siembra el sueño sobre el trono cósmico,
y libera una vastedad desconocida

Y de nuevo se estiran el valle y la llanura
Que vieron lunas ya olvidadas,
Y los muertos saltan alegres bajo los pálidos rayos,
brotando delas oscuras fauces de la tumba
para sacudir al mundo de temor.

Y todo lo que la mañana saludará con desespero,
fealdad y peste
de barrios donde se aglomeran piedras y ladrillos,
estará algún día con el resto,
y morará junto a las sombras maléficas.

Entonces ladrarán, salvajes, los lémures en la
Sombra,
y las leprosas espiras se alzarán;
porque lo nuevo y lo viejo se hallan por un igual
escritos en el regazo del horror y de la muerte,
para que los desgarren los sabuesos del tiempo.

Popular posts from this blog

Palabras de poder

“¡Ah, la felicidad no está en el conocimiento, sino en la adquisición del conocimiento! La bienaventuranza eterna reside en conocer más y más, pero conocer todo sería la maldición de un demonio” Es Agathos quien hace esta reflexión en el diálogo de El poder de las palabras de Edgar Allan Poe y añade, refiriéndose al auténtico poder del verbo:Es, en verdad, demostrable que cada uno de tales impulsos dados al aire(las palabras), debe finalmente dejar su impresión en cada una de las cosas individuales que existen dentro del universo...”

El Mito del Hombre Lobo (parte I)

La creencia en los hombres lobo no tiene un origen determinado, ya en relieves asirios del siglo VIII a.C aparecen representaciones de actores vestidos con piel de lobo, ejecutando danzas rituales para aterrorizar a los espectadores. A lo largo de la historia, las fuentes que nos proporcionan indicios de transformaciones antinaturales son abundantes, pero en todos los casos el horror que infunde la bestia es equiparable a la impronta que ha dejado en el imaginario popular. Este es el primero de dos reportajes sobre el origen del hombre lobo que, maldito por los dioses y también por los hombres, sobrevive a los siglos alimentándose a partes iguales de nuestro miedo y nuestra devoción.

El príncipe invisible

El 8 de noviembre de 1847 nacióBram Stoker, conmemoramos esta fecha de dos modos distintos: de un lado los que creen queDráculaes un invento cinematográfico, que Bram Stoker creó de la nada; del otro los que sabemos de quien bebió Stoker, a quien le hincó el colmillo para dar a luz su obra maestra. Opino que Drácula no está especialmente bien escrita, no tiene el brillo, ni la complejidad de sus precursoras. Me gusta, pero no es mi favorita. Debe ser porque el resto de la obra de Stoker no me acaba de convencer, así que es más mi vena mitómana que mi nariz literaria la que me inclina ante el vampiro de los Cárpatos.