Skip to main content

Posts

Showing posts from 2012

El Mito del hombre lobo (y II)

La creencia en los hombres lobo, estaba tan arraigada en la Europa de los siglos XV y XVI que no es difícil constatar el elevado número de acusaciones y ajusticiamientos que recayeron sobre cualquiera que fuese sospechoso de ser un licántropo. La persecución de lobo hombre, se extendió por nuestras ciudades y pueblos, enfervorecida por los mismos sentimientos que avivaban el fuego de la caza de brujas. Repasemos, en esta segunda parte del estudio sobre hombres lobo, algunos de los casos más sonados; los que por su crueldad ocupan un lugar preponderante en los archivos de la historia negra europea.

El Mito del Hombre Lobo (parte I)

La creencia en los hombres lobo no tiene un origen determinado, ya en relieves asirios del siglo VIII a.C aparecen representaciones de actores vestidos con piel de lobo, ejecutando danzas rituales para aterrorizar a los espectadores. A lo largo de la historia, las fuentes que nos proporcionan indicios de transformaciones antinaturales son abundantes, pero en todos los casos el horror que infunde la bestia es equiparable a la impronta que ha dejado en el imaginario popular. Este es el primero de dos reportajes sobre el origen del hombre lobo que, maldito por los dioses y también por los hombres, sobrevive a los siglos alimentándose a partes iguales de nuestro miedo y nuestra devoción.

Palabras de poder

“¡Ah, la felicidad no está en el conocimiento, sino en la adquisición del conocimiento! La bienaventuranza eterna reside en conocer más y más, pero conocer todo sería la maldición de un demonio” Es Agathos quien hace esta reflexión en el diálogo de El poder de las palabras de Edgar Allan Poe y añade, refiriéndose al auténtico poder del verbo:Es, en verdad, demostrable que cada uno de tales impulsos dados al aire(las palabras), debe finalmente dejar su impresión en cada una de las cosas individuales que existen dentro del universo...”

El mecanismo fantasma de Edison

Ojeando documentación, me reencuentro con Edison y sus motivaciones. Antes de copiaros unas declaraciones que Thomas A. Edison hizo a la revista Scientific American en 1.920, a propósito de su nuevo invento para comunicar con los muertos, permitidme una anotación. Es costumbre extendida  descontextualizar los hechos o a las personas, para restarles importancia. Hay otra razón que lleva a la gente a deformar conscientemente episodios de la vida y obra de los grandes genios que nos forman como especie, a fin de desacreditarlos,  un motivo simple y primigenio: el miedo.